¿Vas a tener un gato por vez primera? Estos son los seis consejos más importantes

Primavera, la época en la que nacen más gatitos. Las protectoras y asociaciones de animales no paran de mostrar a los recién hallados que necesitan buenos hogares, por lo que también es una época en la que muchas personas ponen por primera vez uno de estos animales en su vida. Pensando en ellos van estos seis consejos.

Un gato no es un perro y nunca lo será. No tengas un gato si lo que en realidad deseas es un perro, pero lo que pasa es que consideras que no tienes espacio y tiempo para atenderlo. Ten un gato porque deseas un gato, porque te has informado bien sobre sus necesidades y comportamiento y vas a comprometerte con él durante toda su vida, que puede superar los quince años.

El gato tiene siempre la razón, como suele repetir Laura Trillo, amiga y experta en estos animales. Son individuos con su personalidad y gustos.  Respeta su descanso; juega con él cuando esté juguetón y dale cariño cuando tenga ganas sin forzarle si no está por la labor. Hay gatos que piden caricias con frecuencia y largo rato y otros que con muy pocas ocasiones breves tienen de sobra. Acéptalo. Como me decía la veterinaria etóloga Gemma López Aguado hace poco en una entrevista: “Hay gatos que necesitan mucha socialización y gatos que no. Todos tienen un umbral que hay que respetar, aunque para las personas sea complicado entender que tal vez tu gato es social contigo solo 30 segundos”.

No juegues con él usando las manos. No fomentes que cace y aceche partes de tu cuerpo. Existen multitud de posibles juguetes con los que divertirse junto a él. Y más allá de los que hay en las tiendas, siempre es posible fabricarlos a partir de objetos que íbamos a desechar. Da rienda suelta a tu imaginación. De hecho, déjale rienda suelta a tu gato. Para ellos todo lo que les rodea es susceptible de ser disfrutado. Y el confinamiento da nuevas oportunidades para divertirnos juntos.

El vínculo con un gato no es inquebrantable. Educa en positivo.Si tu gato te asocia a una experiencia negativa puede pasar que no entienda que estabas de broma, que tenías un mal día o perdiste los nervios. Trátale con honestidad y paciencia, siempre con cariño y respeto.  No valen los golpes, los gritos o los lanzamientos. Si entra en modo poltergeist y los adornos de tu casa corren peligro, prueba a sacar esa caña de juegos de manufactura casera para reconducir su energía de la manera apropiada. Si no quieres que arañe el sofá es preferible ofrecerle un rascador que le guste más que castigarle de cualquier forma. Pero asume que tal vez el sofá siga siendo su rascador favorito.

Es más importante un ser vivo que un objeto. Suelo decir a las personas que desean un gato que imaginen el mueble más preciado de su casa destrozado. ¿Están dispuestos a seguir queriendo un gato en su vida? Hay que asumir que un animal en casa puede romper cosas, estropear otras, hacer que tengamos que afrontar alguna redecoración poco de nuestro agrado.

Es mejor tener dos gatos bien avenidos que no uno solo. He repetido tantas veces esta recomendación que he perdido ya la cuenta. Dos hermanos de camada jugarán juntos, se harán compañía en nuestra ausencia, se entenderán entre ellos como solo dos gatos pueden hacerlo, disfrutaremos viendo su relación, y entre cuidar un gato o cuidar dos si tenemos todo lo anterior claro tampoco hay tanta diferencia.



El gatito negro de las imágenes se llama Zarpitas
y está en adopción en Madrid. Apareció hace una semana en la calle en muy mal estado junto a su hermano, que no pudo sobrevivir, pero él está cada día más fuerte y busca una familia.

Contacto: [email protected]

Para aquellos que deseen la parejita, como os recomendaba. Aquí os dejo media docena de preciosidades que también buscan casa.

Ver esta publicación en Instagram

Y… ¿Cuándo se reparte aquí lo rico? 😂😂 #MiniMadridfelineros para alegrarnos el domingo con la ilusión de que ya #esundiamenos y que #sípodemos ❤❤. #MadridfelinerosLlenosDe❤ #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida #adoptar #acoger #gatosnecesitadosdehogar #madridfelinerosconlatripallena

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Y no puedo dejar de recomendar que, aunque estemos en época de cosechar cachorros, deis una oportunidad a los adultos.

Ver esta publicación en Instagram

Nebaba nos saluda hoy lunes y os deja un mensaje. ¡ADOPTA UN GATO Adulto! 1. Es lo que ves Cuando adoptas un gato adulto, sabes con qué te vas a encontrar. Es verdad, los gatitos son graciosisimos, pero nunca sabes como resultarán ser en el futuro. Así que toma la opción más segura e inteligente. Elige aquel gato mayor de cara dulce. 2. Los gatos que han tenido varias casas, son buenos gatos. Los gatos de segunda mano no son como los coches usados. No están en un refugio porque tienen algún fallo, o porque están gastados. Posiblemente están allí porque su anterior dueño murió, o fue ingresado en una residencia, o se tuvo que mudar a un piso que no permitía gatos. Algunos gatos se pierden y acaban en un refugio. Y muchos son llevados a la perrera municipal cuando un miembro de la familia desarrolla una alergia, o una aversión al gato. Entonces ¿dónde está el fallo?, ¿con el gato o con el anterior dueño?. Ninguno las circustascias por las que cambian de casas las crea un humano no es culpa del gato. 3. Los gatos adultos no son tan “destrozones”. Los gatitos son como los niños pequeños. Bien porque les están saliendo los dientes, bien porque están explorando el mundo, los gatitos pueden ser unas bolitas de pelusa muy activas. Los gatos adultos normalmente son tranquilos, con sus momentos de juego y carreras, pero su caracter es mas apacible. 4. No hace falta enseñar a un gato mayor nada nuevo. De hecho, no hace falta enseñar a un gatito nada nuevo tampoco, porque la verdad es que ni los gatos ni los gatitos te permiten enseñarles nada. Pero los nuevos padres normalmente se sienten obligados a intentarlo. Luego, inevitablemente, acaban con sentimientos de culpabilidad o fracaso cuando su nuevo gatito pasa de ellos, salta sobre la encimera de la cocina, desenrolla el papel higiénico, y se entretiene en otros actos de caos felino. Si adoptas un gato mayor, puedes evitar todos estos trastornos emocionales. Pero la razón más importante para adoptar un gato adulto es: 5. Puede que sea su última oportunidad. Muchos gatos adultos acaban en refugios sin tener ninguna culpa. Separados de sus seres queridos, rodeados de otros gatos desconocidos, encerrados.

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el