Motivos por los que poner un microchip a tu gato es buena idea

Aunque en muchas comunidades autónomas poner el microchip a los animales de compañía es obligatorio lo cierto es que muy pocas personas son las que identifican a sus gatos. Esto suele pensarse que es sólo para los perros, es más, el procedimiento es igual en ambas mascotas, pero en los gatos parece que nos olvidamos de este pequeño gran detalle.

Ahora mismo es obligatorio para los gatitos de Andalucía, Cantabria, Galicia, Madrid y Cataluña, pero como ya imaginarás estas cosas van cambiando rápidamente y es posible que en breves también sea obligatorio para más comunidades autónomas.

gato-microchip

¿Cómo se le pone un microchip a nuestro gato?

Lo primero que tenemos que hacer es ir al veterinario cuando nuestro gato cumpla los 3 meses, antes no es recomendable. Este colocara debajo de la piel el microchip a tu gato mediante una jeringuilla, no te preocupes es igual de pequeño que un grano de arroz e indoloro. Se coloca en el lado izquierdo y lleva asociado un número de 15 dígitos que se lee con un lector específico. Su precio suele rondar los 30 – 60€ según lo que el veterinario se quiera ganar.

Una vez colocado tu mascota ya estará registrada y en caso de pérdida será mucho más fácil de encontrar, eso sí, recuerda que si cambias por ejemplo de teléfono móvil sería conveniente que lo comunicarás por si en algún momento tu gato se pierde y necesitan ponerse en contacto contigo.

Motivos por los que es recomendable que le pongas el microchip a tu gato:

– Si tu gato sale al exterior es muy recomendable. Es posible que pienses que como es un área pequeña es difícil que pueda irse… pero, sin embargo, es muy fácil que un día quiera explorar que hay más allá pues son muy curiosos.

– Existe gente mala, si todavía recuerdo que hace años un amigo tenía un gatito, todos sabíamos que era suyo, pues bien, una vecina se encariño con él y.… decidió que se lo quedaba… mi amigo no lo tenía registrado por lo que legalmente no podía recuperarlo era la palabra de uno contra la del otro. Al final llegaron a un acuerdo y lo tenían digamos que en “custodia compartida”.

– Si resulta que tienes una puerta gatera, puedes instalar un mecanismo que permite que se abra solo cuando detecta el microchip de tu gato, de esta manera evitamos que entren otros animales y nos llevemos algún sustillo.

¿Qué ocurre si tu gato se pierde? Es muy posible que te hartes de buscarlo y si tienes suerte aparezca. Sin embargo, si no lo hace es muy posible que alguien lo lleve a un veterinario si tiene microchip te llamarán encantados, pero si no lo tienen difícilmente podrás recuperar a tu gatito.

Por estos motivos lo ideal es que le pongas el microchip a tu gato, si en tu C. Autónoma es obligatorio no te queda otro tendrás que cumplir la ley y si no es obligatorio donde tu resides recuerda que si es bastante recomendable para tu gato.