La Covid-19 no es excusa para abandonar a nuestros gatos, ellos no la transmiten a los seres humanos

Este viernes fue noticia la muerte del primer gato en España (el primero que sepamos) infectado con el virus SRS-Cov-2. Primera puntualización, no murió por tener coronavirus; murió teniendo el virus pero por otros motivos.


Es una noticia que a los amantes de los animales, sobre todo a aquellos mínimamente conocedores de la problemática en protección animal existente en nuestro país, nos hace temblar.

No tememos porque tengamos miedo a que el coronavirus acabe con la vida de los gatos, porque el virus no se ceba con ellos. Lo pasan de forma asintomática o como un resfriado carente de gravedad.

Tampoco porque nos contagien, porque a poco que tengamos un mínimo de compresión lectora expertos de toda índole aclaran que “la transmisión del virus se produce de las personas a los gatos, que son las víctimas colaterales de la enfermedad en los humanos”. Esas palabras son de Joaquim Segalés, investigador del IRTA-CReSA y catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona. Pero cualquier fuente de autoridad que consultemos se expresa de la misma manera. Los humanos podemos contagiar a los gatos, pero no ellos a nosotros.

Lo tememos porque sabemos que habrá gente que se va a dejar llevar por el miedo o va a usar esto como excusa para abandonar gatos, para ponerlos en la calle y sentenciarlos probablemente a muerte sin justificación ninguna.

La Covid-19 no es motivo para cometer un delito tan cruel como es el abandono de un animal doméstico. No nos podemos mover por el miedo, menos aún cuando es irracional, injustificado.

Por eso mismo es una noticia que hay que contar. He encontrado a amantes de los animales criticando a los medios de información por contar que los gatos pueden infectarse, que ha habido ya un caso registrado en España.

Tenemos que contarlo. Barrer las noticias bajo la alfombra no es la respuesta. Hay que contarlo de manera responsable, dejando claro cómo se produce esta transmisión, que es de los humanos hacia los animales, y que, si enfermamos, debemos limitar en lo posible el contacto temporalmente con nuestros gatos para no contagiarles, igual que lo limitamos con nuestros seres queridos. Pero no se puede esconder.

Para contrarrestar miedos así lo mejor es una buena información. Ayudadnos por favor, por las distintas vías que tengáis a que cale el mensaje: la Covid-19 no es razón para abandonar a nuestros gatos, ellos no la transmiten a los seres humanos.

Elva es una gata preciosa, tranquila y joven, rescatada de la calle. Necesita un poco de tiempo para confiar, pero si se le da lo hará.

Contacto: [email protected]