¿Es buena la piscina para tu perro?

Con la llegada del calor todos queremos refrescarnos, si vas a un pantano, playa… con tu perro sabes que lo más probable es que termine metido en el charco, se pegue sus chapuzones y haga natación, a la mayoría de los perros les encanta. Sin embargo, si tienes piscina en tu casa seguro que te surge la duda de si puedes entrar a tu mascota o no.

piscina-perros

El problema de las piscinas de casa es que para que el agua no se ponga sucia le solemos poner productos y estos si que pueden hacer daño al animal, aparte de que como es lógico si les entra sed pues ya te puedes imaginar que van a beber de la piscina pues ellos no son conscientes de las sustancias dañinas que puedan llevar.

¿Qué medidas de seguridad debemos tomar para que el perro se bañe en la piscina?

Aunque es mejor que lo haga en otro lugar, con el calor es difícil llevarlos lejos, por ello lo mejor es adoptar estas medidas con tu mascota en la piscina.

  1. Nunca lo dejes solo, aunque los perros saben nadar y siempre están felices en el agua recuerda que en cualquier momento les puede dar un calambre que les impida moverse y salir del agua.
  2. Al igual que las personas no deben de estar mucho tiempo al sol pues los rayos solares le pueden ocasionar quemaduras, en tiendas de animales podrás encontrar protectores solares para perros, aunque la mejor solución es que ambos os pongáis a la sombra.
  3. Después de la piscina es ideal que lo bañes con agua natural para quitarle el cloro, ten especial cuidado al secarle las orejas, nunca se las quedes húmedas pues con el agua es muy común que le salgan hongos, bacterias…
  4. Refuerza la higiene, tanto por ti como por tu perro tendrás que limpiar el agua más asiduamente, sobre todo si tienes un perro de pelo largo pues nos dejan la piscina llena de estos indeseables pelillos.

Piscinas para perros:

Si en tu casa tienes la típica piscina de plástico, seguro que ya te has dado cuenta de que no es buena idea que tu perro se bañe contigo, porque con las uñas la probabilidad de que te la rompan es altísima. Esto fue lo que me ocurrió a mi hace unos años y es cuando decidí buscar una piscina para perros.

Las piscinas para perros cuentan con un plástico muy duro, yo tengo una pastora alemana y en 3 años no ha conseguido romperla, sigue nueva como el primer día. Cuentan con suelo antideslizante y por los lados cuentan con una especie de tablillas muy duras que hacen que la piscina sea bastante robusta.

Su montaje es lo más fácil de mundo, sólo tienes que sacarla de la caja estirarla y ya la tendrás montada. Cuando quieras volver a guardarla le tiras el agua la doblas y hasta el año que venga. Son muy prácticas, a los perros les encantan, no las rompen y podemos encontrarlas en infinidad de medidas, lo mejor es que elijas una pequeña o grande según el tamaño de tu perro.


Última actualización: 24 junio, 2020 6:57