COVID-19 y protección animal: caen las adopciones, las donaciones y la recogida de animales abandonados

Lo cuenta un nuevo estudio de Fundación Affinity, elaborado en colaboración con la Cátedra Animales y Salud de la UAB, tras entrevistar a 103 entidades de protección animal de todo el territorio.

Conviene recordar que Fundación Affinity es la responsable de publicar antes del verano, todos los años, y desde hace una década el informe más fiable que tenemos en este país respecto al abandono de animales de compañía, elaborado a partir de la información que facilitan más de 300 protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales.

El dato del abandono no tardará en llegar, pero de momento ha avanzado que la crisis por la COVID-19 se ha traducido en que más del 50% de los refugios declara haber recogido menos animales y un 40% de las protectoras declaran que han recibido menos peticiones de adopción. Pese a algunos titulares que hablaban durante el arranque del confinamiento de que muchas protectoras habían visto incrementadas las adopciones, en gran parte por la posibilidad de poder bajar a pasear al perro, solo una minoría de las encuestadas notaron ese aumento: un 22% en el caso de perros y un 13% en el caso de gatos.

Las adopciones han caído, en muchas entidades se han visto totalmente interrumpidas durante semanas manteniendo únicamente servicios mínimos, a causa del obligado confinamiento. Un confinamiento que también se tradujo en menos manos de voluntarios.

Isabel Buil, directora de la fundación, quiere “lanzar un mensaje de alerta: si las adopciones no se reactivan a medida que la situación se vaya normalizando, veremos protectoras desbordadas y con una proyección de futuro poco optimista”.

Es imperativo que esa nueva normalidad en la que nos vamos sumergiendo paulatinamente traiga de la mano también un incremento de las adopciones a niveles previos a la crisis, ojalá superiores. Y que las protectoras también recuperen los apoyos que recibían, algo probablemente complicado dado el panorama económico que se avecina.

Por otro lado, más del 50% de las protectoras indican que han recogido menos animales. “Que se hayan recogido menos animales durante el confinamiento no tiene porqué ser un indicador positivo. Hay muchos motivos que pueden explicar que no hayan llegado tantos animales a las protectoras. Pero esto puede cambiar en los próximos días, semanas o meses”, alerta Isabel Buil.

Como dato positivo, más del 50% de las protectoras españolas han registrado un mayor número de peticiones para acoger a un perro de forma temporal durante el confinamiento y el 30% también indican haber registrado un mayor número de peticiones para acoger a un gato. Fundación Affinity cree que hay dos motivos, por un lado las ganas de ayudar, la solidaridad de la que hemos visto muchos ejemplos estos meses; pero también, en el caso de los perros, el poder salir a pasear. Por suerte esas peticiones siempre son filtradas por las protectoras.

Fuli y Besthe buscan hogar definitivo. “Queremos que se vaya juntitos, ambos se compenetran, son dos hermanos en todos los sentidos y lo que uno no tiene, el otro sí. Son una pareja fabulosa, cariñosos, juguetones, inquietos… Ella es más que preciosa, una Carey con la noche y el día dibujados en la cara y el tiene una elegancia siendo prácticamente negrito con apenas un triángulo blanco. No lo dudes y adopta dos gatos, es una decisión acertada pensando en ti y en ellos”.

Contacto: [email protected]